El traje de caballero del S. XIX

Cómo se cubrió un cuerpo

El traje de caballero del S. XIX

La prenda superior del hombre en el siglo XIX fue el llamado “habit” en francés. Su traducción literal sería hábito, pero en castellano no tiene el mismo significado. Si buscamos el término habit en un diccionario español francés nos da dos acepciones, la primera la traduce como traje la segunda lo traduce como hábito religioso (http://www.larousse.com/es/diccionarios/frances-espanol/habit/38701).

Si buscamos en un diccionario francés el significado de habit, encontramos varias acepciones, entre ellas el hábito religioso. (http://www.cnrtl.fr/definition/habit). Si nos centramos en la primera acepción nos dice traduciendo directamente del francés “manera de vestirse, y, por metonimia, conjunto de vestidos exteriores.

Si buscamos habito en el Diccionario de la Real Academia Española (http://lema.rae.es/drae/?val=h%C3%A1bito), nos da como primera acepción:

hábito. (Del lat. habĭtus).1. m. Vestido o traje que cada persona usa según su estado, ministerio o nación, y especialmente el que usan los religiosos y religiosas.”

Nosotros nos hemos decidido de traducirlo como traje por varias razones. La más importante y la que ha hecho decantarnos por la adopción de tal término es que los “habits” que han llegado hasta nosotros les llamamos “trajes de ceremonia

El traje del siglo XIX se componía de cuatro partes: el cuello, el cuerpo, las mangas y los faldones o faldas. Las faldas o faldones  que se cosían al cuerpo era lo que daba la denominación a toda esta familia de “habits”  que hemos traducido  como “trajes”.

Las faldas o faldones es la parte que cosida a la cintura pende de ésta hasta la rodilla.

Llamaremos falda  (“jupe”) a la parte que pende a igual nivel del cuerpo y la prenda específica que generará será una “redingote”, su nombre en español es levita. 

Ridengote o levita

Ridengote o levita

El frac es corto por delante, llega hasta la cintura, y por detrás,  tiene dos faldones más o menos largos (ver Diccionario de la real academia española), en Francia también recibe la denominación “queue-de-pie”, o sea “cola de urraca” por su forma característica de los faldones acabados en punta y porque generalmente es de color negro, aunque también se pueden encontrar de otros colores.

Frac

Frac

Foto de urraca parlanchina,  esta imagen y otras  de urracas parlanchinas las podéis encontrar en el siguiente link http://www.beneluxnaturephoto.net/forumf/index.php?topic=13652.225

Urraca parlanchina

Urraca parlanchina

 chaqué.(Del fr. jaquette).1. m. Prenda exterior de hombre a modo de chaqueta, que a partir de la cintura se abre hacia atrás formando dos faldones. Actualmente se usa como traje de etiqueta con pantalón rayado. (ver Diccionario de la real academia de la lengua española). En francés también se le llama “queue-de-morrue”, que traducido al castellano es “cola de bacalao”.

Chaqué

Chaqué

Cola de bacalao

Cola de bacalao

A esta familia de trajes o hábitos son conocidos actualmente como “pièces à taille”, o sea “prendas de cintura”. Se llaman de tal forma porque su característica principal es que ajusta al máximo la cintura vistiendo los omoplatos y el centro de espalda. La cintura que generalmente se deja abierta debe quedar pegada al cuerpo.

La estructura del pantalón del Siglo XIX

Cómo se cubrió un cuerpo

La estructura del pantalón del Siglo XIX

 

Los pantalones del siglo XIX son muy parecidos estructuralmente a los actuales.

La principal diferencia está en el puñal. En todos los pantalones se tenía en cuenta la carga del cliente, por lo que el trazado de la bragueta era diferente.

puñal-del-pantalón-SXVIII

Cours de Coupe du Tailleur de París. Art d´Apprendre a couper et confectionner. Tous les Vêtements
par F. Ladevèze &Chiberre

Muchas pinzas eran suplidas por el trabajo de plancha de los sastres. Con el trabajo de plancha de dar o encoger los tejidos podían conseguir adaptar el pantalón a la forma del cuerpo, así como moldear los gemelos, dar re-largos a la rodilla o redondear la forma de las nalgas.

Hoy esta técnica de la plancha ha caído en desuso y se suplen las deformaciones de los tejidos con pinzas o utilizando tejidos elásticos.

No entraremos en la discusión si es mejor o peor.

La única ventaja que tienen las pinzas es que la lana cuando se mojaba hacia desaparecer parte del trabajo de plancha.

Los pantalones eran ajustados, sin pinzas y ponían en evidencia los atributos masculinos. El tiro era estrecho y la ropa interior no sujetaba los genitales por lo que éstos iban a una parte u otra de la costura de la horquilla del delantero.

En Como cubrir un cuerpo hablamos del puñal del pantalón actual que algunos sastres aún tienen en cuenta. Para más información podéis linkar en “El puñal del pantalón

En los pantalón de puñal actuales como vimos en “Cómo cubrir un cuerpo” la diferencia entre la parte fuerte (la que alberga los genitales) y la parte débil, era máximo de 1,5 cm, en los pantalones del S.XIX solía ser de unos 3 o 4 cm. Ello era debido a que en la línea de entrepierna eran más estrechos y sobretodo la horquilla detrás era menos larga y la curva de la costura de fondo no era tan ahuecada.

Puñal del pantalón

La plusvalía del lado fuerte se recogía a medio recorrido entre la punta delante y la rodilla.

Se diferenciaba el corte del pantalón si llevaba lista o festón en la costura lateral o no.

En el caso del  pantalón de lista se cortaba trazando una línea recta desde la línea de cadera hasta el bajo del pantalón, se entallaba en la cintura desde la línea de cadera hasta dónde acababa la cintura. De esta forma el festón o lista colocada era siempre recta.

El moldeado del cuerpo se conseguía por la parte posterior del pantalón que se adaptaba con el trabajo de plancha.

Hoy en día sólo las prendas con mangas de cintura (Frac, Chaqué y Spencer) llevan listas de raso en los pantalones, y no siempre. (Me olvidaba de esa bata de estar por casa a la que llaman esmoquin….  A veces  también la adornan con festones).

Por último podemos señalar que los pantalones del XIX eran más altos que los actuales en la mitad detrás. Muchas veces eran sujetados por tirantes.

La cinturilla no era una parte esencial del pantalón, muchas veces encontramos pantalones sin cinturilla. Cuando habían las cinturillas muchas veces eran historiadas, con picos y formas allí dónde se colocaban los tirantes.

La cinturilla no era una parte vista del pantalón ya que siempre iba cubierta por la parte inferior del chaleco.

Los cuerpos de nuestros bisabuelos

Cómo se cubrio un cuerpo. Cómo cubrir un cuerpo

Los cuerpos de nuestros bisabuelos

Flandrin, Hippolyt jeune homme nu assis

Jeune homme nu assis sur le bord de la mer, Louvre, París. 1836.
Óleo deJean Hippolyte Flandrin, nacido en Lyon el 23 de marzo de 1809 y muerto en Roma el 21 de marzo de 1864

En este post vamos a conocer cómo estaban hechos nuestros bisabuelos.

Vamos a hacer una comparación de una tabla proporcional del 1870 y una actual para ver si el hombre ha cambiado mucho. El dato parece trivial pero no lo es, de ello depende de poder utilizar o no las planchas de patronaje de los métodos del siglo XIX.

Podéis encontrar aclaraciones sobre las medidas, concepto de Drop, ratio en  nuestra página principal, entrando en el índice o bien buscando en el menú superior en las categorías de gradación, medidas. Damos el link de la página principal del índice  para facilitaros la búsqueda: “Escuela de patronaje Escalado y Moulage

La tabla  del siglo XIX procede del método de F. Ladevèze que fue ilustrado por su hijo y publicado en 1870, hace 145 años.

Método Ladevèze

Frontispicio del método de F. Ladvèze “Cours de coupe du tailleur de Paris où Art d’apprendre à couper et confectioner”

 

Las medidas que expondremos son la que hemos encontrado en el método. Estas medidas no creemos que se tomaran para la elaboración del libro por lo que las medidas son antecedentes a la publicación del libro por lo que las conclusiones que saquemos podríamos hacerlas extensibles desde el principio del S.XVIII.

La tabla incluye las medidas de niños, cadetes y adultos. Empieza con la edad de 3 años. Las medidas de  los adultos son de conformación normal. Hoy en este post nos concentraremos en las medidas de caballero.

Ladevèze, F.. Cours de coupe du tailleur de Paris, ou l'Art d'a

Las hemos cotejado con la tabla de medidas que encontraréis en la página principal de Cómo cubrir un cuerpo. de caballero, conformación normal, que evidentemente copiaremos en este post.

En su día vimos en el post “El español actual, Vitruvio y Leonardo da Vinci” que el famoso dibujo de Leonardo da Vinci “el hombre de Vitruvio” tenía las mismas proporciones que el hombre actual y en base a la altura media del español determinamos qué talla tendía si fuera español y viviera en la actualidad. El resultado fue una talla central y de conformación normal: Talla 50, Drop-5, zapato talla 44. Las proporciones Vitruvianas funcionan aún hoy en día.

Marco Vitruvio Pollione vivió entre el 80 A.C. y el 15 A.C., según nos dice Wikipedia, Leonardo da Vinci  vivió del 1452 al 1519 D.C. y si ilustró las proporciones de Vitrubio era porque aún eran válidas, incluso las completó. La primera conclusión es que el hombre no ha cambiado sus proporciones desde el siglo I A.C.

Sin más preámbulo os presentamos la tabla comparativa.

Sin título-79

Lo primero que salta a la vista es que la tabla de caballero (tallas sombreadas en color beige), vemos que la ratio de las tallas en la tabla de 1870 es de tres y actualmente hemos bajado a una talla de ratio 2.

El método de Ladevèze iba dirigido a sastres y aún no se había desarrollado el prêt à porter, con lo que las prendas eran ajustadas al cuerpo del cliente en la prueba.

A pesar de ello podemos ver la progresión de las demás medidas comparadas con las de pecho.

La tendencia en las primeras tallas de la tabla nos marcan una mayor diferencia en números negativos del Drop, por lo que podemos deducir que tenían el talle más fino, sólo a partir de la talla 50 identificamos el Drop de las dos tablas.

Un dato curioso es que la parábola del Drop alcanza su punto más elevado en la talla 44 en el caso de la tabla de 1870 y en cambio en la tabla actual vemos la misma cota en la talla 41 (14 años). El hombre probablemente hacia su cambio estructural al llegar a un perímetro de 45 mientras que actualmente lo hacemos dos tallas (actuales) antes, en la 41.

¿Qué es la parábola del Drop?

El hombre cuando nace tiene un Drop tendente a 0, cuando se desarrolla, el Drop crece en sentido negativo hasta su total desarrollo y a partir de este punto empieza otra vez el Drop a tender a 0.

Por otra parte vemos que el hombre en la tabla de medidas tiene menos cadera que el hombre actual (excepto en la talla 64 de la tabla, pero que no tendremos demasiado en cuenta por ser una talla extrema y no tener la 64 de conformación normal, aunque si alargamos la ratio de la tabla actual nos daría 65: dos tallas superiores, último quiebre en talla 54, ratio después de quiebre 2, por lo que 2*2=4, y 4+61= 65).

El valor del montante del pantalón en las tallas pequeñas y centrales es muy similar, varían de 0.5, a partir de la talla 54 se dispara la diferencia. A primera vista parece que el hombre ha crecido de montante en los últimos 150 años, pero hay una explicación lógica.

En la toma de medidas, según el pantalón que se cortara, la medida de entrepiernas se tomaba justa o con cierta holgura. La medida justa sirve para los pantalones muy ajustados, la medida un tanto holgurada para los patrones de pantalones más anchos. Los pantalones totalmente ajustados, tendencialmente eran llevados por las personas de tallaje central o pequeño.

El largo de pierna,  el contorno de cuello o el pecho de la mujer sabemos que no son medidas estructurales de las que tengamos que tomar consideración ya que cada persona puede tener contornos y largos en estas medidas completamente diferentes sin alejarse de su conformación. Es más, si vemos en la tabla de medidas que utilizamos hemos dejado el valor de entrepierna fijo deduciendo el largo de pierna sumando el montante del pantalón al valor de entrepierna.

Esta tabla de 1870 la podemos dar por válidaa pero debemos afrontarlas con un cierto respeto.

La conclusión de esta comparación está casi acabada, sólo nos parece importante hacer una última reflexión: ¿es el pecho o la cadera la medida principal del hombre?

Si volvemos a mirar la tabla y corremos una talla hacia abajo la tabla de 1870 , o corremos para arriba de una talla la tabla actual, vemos que la cadera del hombre de 1870, así como la parábola del Drop se asemejan mucho más a la nuestra.  Tradicionalmente en corte masculino se ha tomado siempre la talla de pecho como la principal, y no vamos a cambiarlo, pero la medida más atendible para hacer este tipo de comparaciones es la medida de contorno de cadera.

La explicación es más que lógica: la medida de Pecho se toma encima de las costillas, mientras que la medida de la cadera se toma encima de la pelvis. Según di hacemos o no deporte, la forma en que respiremos , calidad de vida podemos ensanchar la caja torácica: una persona que empiece a hacer deporte  empieza a desarrollar su caja torácica y por ello el contorno de pecho mientras que no desarrolla el contorno de cadera si no cambia de conformación,  la medida tomada sobre la pelvis es más exacta.

Por la constitución de la mujer y por la acumulación de grasa en las caderas, las famosas cartucheras que tanto beneficio dan a la industria cosmética,  el contorno de caderas pasa a ser una medida relativa y no aplicable al sexo femenino para este tipo de comparaciones. A parte hay el problema de los corsés: muchos métodos de corte contemporáneos al que estamos analizando, tomaban las medidas de la mujer encima del corsé. Pero a este tema ya dedicaremos otro post.

La conclusión final,  pues,  es que el hombre de 1870 tenía la caja torácica más desarrolla da que la actual de una talla. Si descontamos una talla de pecho a la tabla de medidas de 1870 podemos prácticamente intercambiarlas.

Ladevèze, F.

Monsieur F. Ladevèze. Tailleur et professeur de coupe.

 

La razón de haber escrito este post es muy simple: las prendas que utilizaban nuestros bisabuelos tenían en cuenta toda una serie de medidas secundarias. Hoy en día estas medidas han caído en desuso, como pueden ser el contorno de muslo, rodilla, jarrete, gemelo, bíceps antebrazo, así como todas las medidas de control para las conformaciones de espalda cargada, postura invertida, etc..

Viendo que las tablas se corresponden, siempre con la precaución que conlleva transpolar medidas de una tabla a otra, podemos enriquecer nuestra tabla con toda una serie de medidas secundarias.

Y dado que la moda es un poco como la cocina, en que todo se reserva y nada se tira,  toda la información de nuestros antepasados es útil para analizarla, recrearla o simplemente para inspirarse en variaciones nuevas que  creamos interesantes para el hombre y mujer actual.

La Hakama, notas históricas

logo-historia

La Hakama

La hakama, 袴,, es una especie de pantalón largo, técnicamente una falda-pantalón con siete pliegues (cinco por delante y dos por detrás) cuya función principal era proteger las piernas, por lo que al principio  se confeccionaba con telas gruesas y con algún diseño patrón y nació como prenda que se llevaba  encima del kimono (hakamashita).

Hay dos tipos de hakama:

Umanori hakama (馬乗り, literalmente equitación hakama) El tipo umanori tiene divididas las piernas, similares a los pantalones. Este tipo fue utilizado tradicionalmente por los trabajadores de los bosques y campos.

Fotografía sacada de la página: httpwww.cdroninftv.esartic-aikido.html

Fotografía sacada de la página: httpwww.cdroninftv.esartic-aikido.html

Andon bakama (行 灯 袴, Literalmente Linterna hakama ). Esta hakama no tiene las piernas divididas, son más flexibles en la cintura y más estrechos a nivel de las piernas. Visualmente es igual que el Umanori con las piernas cerradas. Es más, la primera fotografía que hemos enseñado en este post es un Andon bakama.

Una tercera variedad de hakama  que era una versión más larga se llamaba naga-bakama (literalmente, hakama larga), usada por los sirvientes o las visitas del shōgun, 将軍, , ”shōgun” que literalmente quiere decir “comandante del ejército” o algún otro personaje importante. Tenía unos 5 metros de cola, el exceso de tela era doblado y se colocaba entre las piernas y las nalgas para obligar a andar de rodillas a quien lo llevaba, así se evitaba que se escondieran armas debajo de la hakama  y también para evitar movimientos rápidos en caso de ataque o huida. Actualmente este tipo de hakama sólo se utiliza en las obras de Teatro No, Kabuki y algunos rituales sintoístas.

http://www.jpkameya.com/image12/image515.jpg

http://www.jpkameya.com/image12/image515.jpg

Los jinetes samuráis empezaron a usar la hakama para proteger sus piernas del roce con los arbustos. La Umanori Hakama posteriormente se convirtió en un símbolo de status o posición, algo que permitía distinguir rápidamente a un samurái, 侍,,  (que designa una gran variedad de guerreros del antiguo Japón, aunque su verdadero significado es “el que sirve” de una élite militar que gobernó el país durante cientos de años) o a un noble. Evolucionó hacia una confección de tela más fina y de color liso oscuro (negro, azul índigo, gris).

Tomó su forma actual durante el periodo Edo donde tanto hombres como mujeres podían llevar la hakama.

El período Edo (江戸時代, Edo jidai), también conocido como periodo Tokugawa (徳川時代, Tokugawa -jidai) es una división de la historia de Japón, que se extiende desde 24 de marzo de 1603 hasta 3 de mayo de 1868.

Actualmente sólo se usa un tipo de hakama llamado joba hakama, mayormente usada como parte del kimono para ocasiones especiales. También por los practicantes de Iaido, Kendo, Aikido, aunque lo reservan para aquellos de mayor graduación (Yudansha), y la visten diferente: en el Iaido y el Kendo el nudo queda en la espalda, mientras que en el Aikido se deja al frente (por cuestiones de practicidad, para realizar las caídas hacia atrás).

Fotografía de Wikipedia http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a6/Sensei_iaido.jpg

Fotografía de Wikipedia
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a6/Sensei_iaido.jpg

La hakama se fija con cuatro tiras (himo); dos largas que están fijadas a cada lado de la parte frontal llamadas y dos más cortas que están unidas en la parte posterior llamadas ushiro-himo. La parte posterior tiene una parte rígida llamada obi (袴止め) que se coloca debajo del obi.

La koshiita es un refuerzo posterior de la espalda generalmente realizado con un panel de madera delgado o de plástico. Es una pieza firme pero flexible

El obi, 帯, es una faja ancha de tela fuerte que se lleva encima del kimono y se ata en la espalda de varias formas (el Maru Obi, el Fukuro Obi o el Nagoya obi),ayuda a mantener la hakama en su lugar.

Otro elemento importante de la hakama son los pliegues, llamados Hida. Una hakama tiene siete pliegues o dobleces, cinco delante (tres a la derecha y dos a la izquierda) y dos en la parte posterior.

En el siguiente video veremos com se pone y anuda esta prenda japonesa:

 

Cada pliegue tiene un simbolismo que según cada tradición enumeran de forma diferente.

Según la tradición Zen hace referencia a los 5 elementos llamados 五大 (Go Dai que literalmente quiere decir Los Cinco Grandes), más la dualidad Yin y Yang: Tierra, Agua, Fuego, Viento, Vacío, Yin y Yang.

Según la tradición Budo, 武道,, que es un término que engloba el conocimiento técnico de las artes marciales japonesas o Bujutsu (武術 literalmente, “Artes de combate”?) llamado Bugei  y un conjunto de normas éticas para sus practicantes referidas a su aplicación de manera similar a lo que representaba el Bushidō (que quiere decir literalmente  el camino del guerrero) para los guerreros samurái, los siete pliegues de la Hakama representan las siete virtudes: Yuki: Coraje, valor;  Jin: Benevolencia, generosidad; Gi: Justicia, integridad, rectitud; Rei: Etiqueta, cortesía; Makoto / Shin : Sinceridad, honestidad y realidad; Chu / Chugi: Lealtad, fidelidad, devoción; Meiyo: Honor, dignidad y prestigio.

Según el fundador del Aikido (合気道、合氣道 “el camino de la energía y la armonía”), O-Sensei Morihei Ueshiba, los pliegues de la hakama también representan las siete virtudes, que serían: Jin: Benevolencia; Gi: Honor, Justicia; Rei: Cortesía un buen comportamiento (etiqueta); Chi: Sabiduría e Inteligencia; Shin: Sinceridad; Chu: Lealtad; Koh: Piedad, devoción.

 

Hay varias formas de anudar la hakama:

La “forma del guerrero” llamada shin musubi (nudo correcto) que es un nudo cuadrado simple con los finales del himo hacia adentro para que no se muevan al andar.

El “método común” o jumonji musubi (diez nudos) que se parece al kanji que representa ese número.

En el caso de las mujeres, se puede también atar con el “nudo de la mariposa” o cho musubi que es el usado por las jinja maiko o aprendiz de geisha.

 En este video podemos ver la forma cómo se dobla la hakama:

 

La hakama masculina

El tipo más formal de hakamas masculinas están hechas de seda gruesa a rayas, generalmente de color blanco y negro, o negro y azul marino. Éstas son usadas ​​con kimono negro llamado montsuki y con tabi blanco que son como unos calcetines divididos en el pie, nagajuban blanco  que sería una prenda que se lleva debajo del kimono y varios tipos de calzado . En climas más fríos, un haori montsuki (chaqueta larga) con un haori – himo blanco (haori – cierre) completa el conjunto.

La Hakama se puede usar con cualquier tipo de kimono, exceptuando el yukata (kimono ligero de verano realizado en  algodón, generalmente usado para relajarse, dormir, o en los festivales o las excursiones de verano).

El hakama rayado se suelen usar con kimono formal. En el caso en que las rayas no sean de color negro, gris o blanco se pueden usar con ropa menos formales. También es común encontrar hakamas realizados con tintas unidas o con gradaciones de un mismo color.

La hakama fue una prenda imprescindible del armario de los hombres japoneses. Hoy en día los hombres sólo usan la Hakama en las fiestas típicas, fiestas formales o en ceremonias de té, bodas y funerales.

La Hakama también es usada de forma regular por los profesionales de una gran variedad de artes marciales, como el kendo, iaido, taido, aikido, ryu -te y kyūdō .

Los luchadores de sumo no usan hakama en el contexto de su deporte ,sin embargo tienen la obligación de usar el vestido tradicional japonés cada vez que aparecen en público.
Además de los artistas marciales, la hakama es también parte de la ropa diaria de los Shinto Kannushi, sacerdotes que mantienen y prestan servicios en los santuarios.

La Hakama tradicionalmente formaba parte de un equipo completo llamado kamishimo (上下 o 裃). Usado por samuráis y cortesanos durante el período Edo, el equipo incluye un kimono formal,  la hakama, y una chaqueta sin mangas con hombros exagerados llamado kataginu.

El Karusan-bakama tiene la particularidad de tener los bajos estrechos imitando a los pantalones globos usados por los portugueses. Se llevó este tipo de hakama durante el período Edo. Además de la forma retocada en el patrón tenía un par de tiras en la parte inferior de la pernera para garantizar la adherencia a la pierna, una vez atado a la pierna parecía que el bajo del pantalón tenía cosida una polaina o espinillera.

Imagen de Wikipedia

Imagen de Wikipedia

Antique_Japanese_(samurai)_hakama

El Sahinuki hakama es un hakama que como en el caso anterior recoge el vuelo de la parte inferior. La diferencia es que en este tipo de hakama el vuelo se recoge en el dobladillo inferior de la pernera por medio de una cinta pasada. Se utilizó durante el período Heian, (comprendido entre los siglos VII y XII)

 

El Hakama femenino

El hakama femenino difiere del masculino en su variedad de formas, diseño de telas y forma de atarlo.

Mientras el hakama masculino se puede usar tanto en ocasiones formales como informales, en el caso del hakama femenino son raras las ocasiones formales en que utilizan esta prenda: nunca en las ceremonias del té, lo usan en las ceremonias de graduación, en la práctica de algunos deportes tradicionales japoneses como el kyudo y algunas ramas del aikido y el kendo.

 

http://www.immortalgeisha.com/wiki/images/9/91/Kimono_hakama_03.jpg

http://www.immortalgeisha.com/wiki/images/9/91/Kimono_hakama_03.jpg

 

Críticas higienistas del corsé

Història

Críticas higienistas del corsé

Abordamos en este post las críticas de los higienistas hacia el corsé. Podéis encontrar un esbozo de la historia del corsé en la página principal de como cubrir un cuerpo en el post: “Breve historia del corsé”

En la segunda mitad del siglo XVIIl  hay un retorno general a la simplicidad, a lo natural; los vestidos se hacen más ligeros , se inspiran a la moda inglesa de tejidos fluidos y drapeados. Algunos filósofos e higienistas empiezan una guerra contra el corsé, Rousseau y Buffon particularmente, le llaman el “exprimidor del cuerpo”.

Esta filosofía arraiga entre el pueblo y acaba por llevar sólo un “corse blanco” (“blanc corset” ) que era una estructura de tela rígida pero sin ningún tipo de ballena, mientras se estaba sola en casa o enferma.

Algunas aristócratas se desatan sus corsés para dar de mamar a sus niños, cosas que un decenio antes era impensable.

 En 1770 se publicó una célebre obra de , “La Dégradation de l’espèce humaine par l’usage du corps à baleines” (“La degradación de la raza humana por el uso del cuerpo en-varillado”).

Con la Revolución, el corsé se olvidó de repente por seguir una moda inspirada en la antigüedad. Las Merveilleuses  (maravillosas) se pasean vestidas de velos de mousseline ligeras. El corsé simbolizaba el Antiguo Régimen y los privilegios de una nobleza improductiva. Durante esta época las mujeres consideraban como moderno poder transportar todo sus vestidos en unas sola bolsa, era imposible poner un corsé ya que no se podía doblar a causa de las ballenas.

 El retorno del orden moral bajo el Imperio hace retornar a su vez el Corsé, aunque Napoleón le llamaba “el asesino de la raza humana…”.

 El corsé vuelve pero con una forma totalmente diferente a la cónica que tenía precedentemente. Ahora tendrá una forma de reloj de arena, al principio designado a sujetar el pecho.

 Con el tiempo, a partir del 1830, se dio importancia al hecho de lucir poca cintura y era un signo importante de seducción. Se utilizó el corsé para reducirla drásticamente.

 Este hecho desata nuevas protestas de muchas personalidades en lo que se llamó la “campaña higienista”.  

Mucha gente y de muy diversas procedencias serán los detractores del corsé en el Siglo XX: médicos, feministas, reformadores de moda, moralistas y autoridades religiosas, las madres que se preocupaban de la salud de sus hijas y algunos corseteros que están en contra del corsé sablier o corsé reloj de arena, así como la corsetera  Inès Gaches-Sarraute.

Inès Gaches-Sarraute creó un nuevo modelo de corsé que no comprimía las vísceras hacia abajo y por lo tanto no provocaba ptosis y prolapso.

La ptosis mamaria, o caída del pecho en la mujer, es una consecuencia natural de la pérdida progresiva de elasticidad de las fibras de la piel. No se trata, por tanto, de un problema médico sino, a lo sumo, estético

En el ámbito de la medicina se denomina prolapso (literalmente del latín prolabi: ‘desplazarse de su sitio’) al desplazamiento de órganos, como por ejemplo del útero de manera que desciendan o se salgan de su ubicación natural. El término se utiliza por ejemplo para hacer referencia a órganos que se asoman por la vagina o el recto.

Su nuevo ingenioso patronaje hizo furor entre todas las elegantes que se dieron cuenta que podían lucir una cintura aún más fina con el nuevo sistema de patronaje. Es la famosa silueta en S de la Belle Époque que proporcionaba el corsé “droit devant”.

 Los reproches de los higienistas eran:

a.- La constricción de los órganos internos.

b.- Reducción  de la capacidad pulmonar

c.- La ptosis mamaria

d.- Prolapso uterino

e.- Atrofia muscular

Todos estas consecuencias se daban por el uso diario del corsé durante muchos años. Los músculos más debilitados eran los abdominales, los músculos dorsales sufrían pero en menor medida.

Por otra parte no tenemos que olvidar las pieles con eccemas por el frotamiento prolongado y diario de las ballenas.

 De forma mucho menos científica también se dice que es causa de : tuberculosis generalizada, el tifus, la cirrosis, pezones invertidos, la histeria, el envejecimiento de la piel del cuello … Por supuesto, ahora sabemos que las causas de diversas enfermedades no tienen ninguna relación con corsés.

 Si estas oposiciones al uso del corsé eran muy loables, no lo eran tanto las motivaciones del clero y de los moralistas. La iglesia veía mal a la mujer que pudiera controlar su cuerpo, muchas mujeres utilizaban el corsé como técnica abortiva, con el corsé deformaban la obra de Dios, las mujeres tenían que estar dedicadas a la procreación .

Por otra parte, la cintura de avispa abusando de la presión ejercida por el corsé, era considerada como provocadora y amoral, signo de coquetería que impedía  a las mujeres poder procrear correctamente.

 El corsé vestido apretado era uno de los vicios de la nación según Charles Dubois quien escribió que en Francia había “cinco plagas: el abuso del corsé, el uso de tabaco, juegos de azar, el abuso de bebidas alcohólicas y la especulación”” (1857).

 El reproche más común que se hacía por los médicos y por los reformadores de los vestidos al final del  S.XIX, que se podría pensar que eran los más progresistas, era que el empleo del corsé  y sobretodo del tightlacing (apretar el corsé para conseguir una cintura de avispa),era una monstruosidad que impedía a la mujer de realizar su principal función y su sola razón de existir: traer niños al mundo.

Los textos de la época son terribles tanto en el tono como en el vocabulario panfletario que empleaban, haciendo énfasis que el cuerpo de la mujer no le pertenece, su única razón de ser es la de ser un receptáculo del feto.

Todo derecho sobre su propio cuerpo, su propia sexualidad es negada y vituperada: el vientre de la mujer debe quedar libre para llenarse regularmente.

 Cuando se evocan los  abusos del tightlacing, es inquietante constatar que no se habla jamás del confort o del dolor de la mujer, sólo se habla de su coquetería satánica o se le incrimina por la destrucción de la raza ya que si enfermaba, se enfermaba también el feto o incluso podía morir.

 Parece que el empleo del corsé y sobretodo la práctica del tightlacing, haya representado para muchas mujeres un medio indirecto para vivir su derecho a la sexualidad y sobretodo a poseer su propio cuerpo.

La práctica del tightlacing  podía ser una forma más o menos consciente, de expresar su derecho a acceder a su propio cuerpo, de existir como mujer y no sólo como madre, y tener una forma de auto sexualidad.

 Muchas otras mujeres utilizaron el tightlacing extremo y diario par intentar abortar sin tener que recurrir a los peligrosos servicios de la «faiseuse d’ange» (“hacedora de ángel”) y de sus agujas de tricotar.

Una faiseuse d’anges  es una mujer (la mayor parte de las veces no era médico) que interrumpe los embarazos no queridos de otra mujer. Estas prácticas se practicaban ilegalmente, clandestinamente y muy a menudo con métodos peligrosos (inyecciones de aguas jabonosas en el útero, inserción de sondas en el cuello del útero, agujas de tricotar, masajes, etc.)

Las complicaciones eran muy frecuentes  (lesiones, infecciones, hemorragias) que a veces resultaban mortales.

En fin, la problemática que rodeaba el corsé era mucho más importante de lo que nos imaginamos hoy.

 En el siglo XIX llevar corsé fue casi obligatorio, y en menor medida en los siglos XVII y XVIII. En los siglos XVII y XVIII fue como un “soporte” físico y supuestamente moral que tenía el cuerpo manteniéndolo esbelto y derecho, en oposición a una relajación postural culpable, en estos siglos la reducción brutal de la cintura era relativamente rara.

Contra esta rectitud física que reflejaba supuestamente una rectitud moral, que se concretaba en una sumisión social y en la manutención de las buenas costumbres, se opusieron las feministas y sufragistas a partir de la Belle Époque.

Las  suffragettes, en sentido estricto, son las militantes de  la Women’s Social and Political Union, Organización creada en 1903 para reivindicar el derecho de voto de las mujeres en el Reino Unido. Sus formas de acción, basados en la provocación  rompió con el decoro que se le atribuía al sexo femenino.

Por extensión, se llaman sufragistas a las mujeres que luchan por la adquisición del derecho al voto y a la igualdad entre el sexo femenino y masculino.

En 1904, se abre una guerra en contra del uso del corsé, sobretodo de parte de las sufragistas.

 En 1910, Madame Doria funda la “liga de madres de familia contra la mutilación de la cintura por el corsé”

 A partir de 1920, el corsé cae en desuso. Otro factor importante fue la introducción de los bailes latino-americanos como el tango, o bien el fox-trot que para practicarlos era necesaria una flexibilidad y contorsión, que era imposible obtener llevando un en-varillado de acero.

Algunos clichés:

La lectura de algunas Historias de la moda y libros técnicos dedicados a ella, así como la gente que utiliza aún corsés y los mismos corseteros, nos evidencian una serie de falsos clichés que se han forjado en torno a esta prenda:

 « Algunos médicos quitaban costillas a las mujeres para que pudieran estrechar más el corsét » : es falso.

La técnica quirúrgica a finales del siglo XIX (y no hablemos de la anestesia, que empezaba a existir), implicaba una tasa muy elevada de mortalidad cuando se realizaba una operación quirúrgica invasiva ( el 50% o superior).

Valerie Steele, conservadora del museo de Moda de New-York y autoridad mundial en materia de corsés llega a afirmar que ninguna mujer se hizo tal operación.

Se dice que un par de personas la hicieron y con éxito pero no se conocen sus nombres, evidentemente si alguien de la alta sociedad lo hubiera hecho las páginas de los diarios lo hubieran reflejado así como hubieran endiosado al médico que podía hacer tal operación. Nada de esto nos resulta hoy en día.

 « Algunas mujeres del 1900 murieron a causa de órganos perforados causados por las costillas bajo la presión del corsé ».

Esto se debe a un solo caso que apareció en la prensa de sucesos de una chica entre los 16 y los 18 años. Ocurrió en un baile ( la fecha fluctúa entre 1850 y 1910 según las fuentes). Esta chica quería seducir por su extraordinaria poca cintura y apretó su corsé mucho más que lo habitual. Habiendo sido felicitada y admirada por todos durante su tortura murió algunos días después.

La autopsia relevó que tuvo una perforación del hígado por una costilla rota. El sinsentido del informe médico no evitó su propagación. En primer lugar a una chica que se le está perforando el hígado no puede sonreir durante toda una noche, se hubiera tirado por el suelo del dolor.

Por otro lado era lógico en el Siglo XIX hacer una autopsia en caso de enfermedad y no de asesinato?

Además es técnicamente imposible romper una costilla por la presión de un corsé en condiciones nomales de salud, teniendo conocimiento de cómo eran y cómo se utilizaban los corsés en aquella época.

Podía ocurrir una fractura en el caso de una mujer que sufriera osteoporosis o bien otra enfermedad que debilitara los huesos, en tal caso la prensa sensacionalista aprovechó la historia para transformarla y divulgarla.

 « El récord de la cintura más pequeña en esta época se dice que fue de 16 centímetros (el mismo perímetro que un cuello)». Evidentemente hay un error, se han confundido los centímetros con las pulgadas! Un cuello de una mujer, aunque sea  muy fino hace más de 30 cm, por lo que      podemos decir que la cintura más estrecha lucida en esta época fue de 35 cm , o sea 16 pulgadas.

El tightlacing (llevar un corsé 23h al día, salvo una para ducharse, 7 días a la semana) es practicado en la actualidad por unas pocas apasionadas del mundo de la moda en E.E.U.U., en las mismas condiciones que las mujeres de los años 1850-1910. Esta gente están dándonos una gran cantidad de información sobre lo que era posible y sobre lo que no era posible.

La cintura más pequeña del mundo, y es una cosa muy singular, es la de Ethel Granger (1905-1982): 13″, o sea 33 cm, hacia el 1938, incluida en el Livre Guinness des records. La actual campeona del mundo es Cathie Jung, con una cintura de 15″, o sea 38 cm.

 

 

Sarouel, sarouel, sarruel, saroual, seroual o sirwal

Història

El  sarouel, سروال, sarruel, saroual, seroual o sirwal es una prenda de origen incierto tanto geográficamente como cronológicamente.

Os presentamos un par de formas de patronarla.

Hemos dudado si presentarlo aquí, en la página de historia de la moda : “Cómo se cubrió un cuerpo”,  o en la página principal: “Cómo se cubrir un cuerpo.”

En Cómo cubrir un cuerpo podéis ver el post de la Base del pantalón sarruel o sarouel (Cómo cubrir un cuerpo> Patronaje y escalado > patronaje > patrones base > patron del pantalón > Patronaje del pantalón > Base del pantalón sarruel) en el que dimos una serie de nociones de historia a las que en esta sede nos remitimos.

No debemos confundir el sarouel  con la prenda híbrida  llamada pantalón-sarouel o pantalón-sarruel.

Al final nos hemos decidido publicarla aquí el patrón del sarouel por ser una prenda histórica. No se sabe dónde nació pero se extendió por Asia, los actuales países árabes y parte de África.

Tenemos constancia de que este tipo de prenda ya se llevaba antes de la era Cristiana, hemos decidido ubicarla por ahora en el siglo I A.C. hasta disponer de más datos cronológicos. Si alguno de vosotros puede ayudar, os lo agradeceríamos.

Por otra parte presentamos hace pocos post el Pantalón-sarruel de ocho cinturones (Cómo patronar un cuerpo > Pantalón > Pantalón-sarruel de ocho cinturones Mod.P2013-001-20131025), que bebe del base del pantalón-sarruel de la página principal Cómo cubrir un cuerpo.

La que hoy presentamos es el patrón de la prenda original, en el que nos inspiramos para desarrollar aquella plancha de corte base y la otra de patronaje.

Daremos dos modelos que tendrán dos trazados de corte similares pero diferentes.

Empezaremos con el más simple: el de patrón cuadrado.

Ambos trazados serán tanto de hombre, como de mujer o de niño con las mismas proporciones.

Necesitaremos las siguientes medidas: Cintura, Cadera, Largo pierna y Contorno tobillo.

Trazado de corte del Sarouel o Sarruel de patrón cuadrado.

El trazado se limita a dibujar un cuadrado. El problema será calcular las proporciones de éste.

Cortaremos el patrón a lomo, pero el lomo será el pleno bies y representará la línea de entrepierna: será la hipotenusa del cuadrado.

Del vértice de los dos catetos  (que formarán un ángulo de 90 grados) trazaremos con un arco un cuarto de circunferencia cuyo perímetro que sea igual a la medida del doble del contorno de cintura (C*4). Dos ángulos de 90 suman 180 grados, media circunferencia.

Desde el final de la circunferencia contaremos el largo de pierna o el largo total de la prenda y a partir de este punto calcularemos el radio de otro arco que deberá medir cuatro veces el contorno de tobillo (el ángulo será de 45 grados que es un cuarto de 180grados que es la mitad de una circunferencia)

La teoría parece mucho más complicada de lo que es.

Vayamos paso por paso:

Para los dos sarrueles de este post utilizaremos las medidas de  caballero T50/Drop-5/180: cintura 45, largo pierna (24.75<montante>+78<entrepierna>) 102.75 cm, medidas que podéis encontrar en el post de la página principal de Cómo cubrir un cuerpo “Tabla de medidas caballero: síntesis de largos y conformaciones”

El ancho del bajo lo fijaremos a 40 cm.

Calcularemos los radios cuyos perímetros sean  45 cm y 40 cm respectivamente. Dividiremos las dos medidas anteriores por el número π  y obtendremos 14.32 y 12.73 y  multiplicaremos los radios obtenidos por 2 : 28.64 y 25.46 respectivamente

Trazaremos un par de líneas perpendiculares, y anotaremos en cada una de ellas a partir de su intersección el valor del radio de cintura,  a partir de esta intersección, alejándonos del punto común, anotaremos el valor de la pierna, a partir de este último trazaremos una circunferencia con el valor del segundo radio.

Juntaremos los dos centros de las dos últimas circunferencias, que será la hipotenusa del ángulo recto, esta línea será la línea de entrepierna y a su vez el doble del patrón.  El patrón del sarouel ya está acabado.131028.sarouelA4 131028.sarouelA4 131028.sarouelA4 131028.sarouelA4

Trazado de corte del Sarouel o Sarruel de patrón rectangular.

Utilizaremos las mismas medidas del trazado anterior.

Calcularemos C/4.41 o sea en nuestro caso 45/4,41= 10.20

Para el bajo daremos 4 veces este valor: 40.80 cm

Trazaremos cuadrado de la medida del largo pierna. En nuestro caso 102.75cm.

A cada uno de los lados del cuadrado daremos el doble del valor de la proporción de cintura y repetiremos la misma operación a partir de las líneas encontradas.

Alargaremos la base y la altura del cuadrado.

Nuestro trazado tendrá el siguiente aspecto:

131028.sarouelA4

Trazaremos dos diagonales tomando como rectángulo el formado por la base , la altura y las segundas líneas rectas que encontramos en los lados, una diagonal representará la mitad del cuerpo, la otra la línea de entrepierna.

Hemos puesto los nombres y ubicaciones del patrón a fin de no perdernos en los próximos pasos.

131028.sarouelA4

Bajaremos de C/4.41 el nivel de la cintura delante y lo subiremos de la cintura detrás. Trazaremos las cinturillas como indica la ilustración.

131028.sarouelA4

Hemos dejado un cuarto del valor del bajo (C/4,41) de frunce para los puños tobilleros para darles más amplitud. Dejaremos el puño a 40 cm como el primer patrón y el resto lo montaremos con frunces o pliegues.

Trazaremos las cinturillas de ancho 4 cm acabadas y los puños de los tobillos que hemos fijado en 20×4 cm acabados. 131028.sarouelA4

Fundoshi o Shitaobi

Història

El Fundoshi o Shitaobi

El Fundoshi o Shitaobi (que significa paño en la cintura)  es una prenda tradicional japonesa que se usó por todos los hombres hasta la segunda guerra mundial. Deriva directamente del taparrabos. Actualmente se usa como bañador, prenda para estar en casa y entre los luchadores de sumo y forma parte del traje de los samuráis y de los soldados de infantería.

Al inicio era una larga tira de tela atada alrededor de la cintura que pasa entre las piernas y se esconde o ata  en la espalda. Al inicio eran de lino y a partir del siglo XVI se impuso la tela de algodón. Para las clases más acomodadas se usaba la seda, pero no todas las sedas eran aptas para esta prenda ya que la seda lisa resbalaba y no se podía atar adecuadamente.

Podemos distinguir tres tipos de Fundoshi:

El más común es el fundoshi rokushaku, que quiere decir literalmente 6 shaku. El shaku es una medida de longitud que se aproxima a nuestro pie y equivale a 10/33 metros o 30.3  centímetros. Otra medida de igual nombre, shaku  se utiliza sólo para medir tejidos. Esta última  equivale a 125/330 metros, aproximadamente 37.9 centímetros  Por lo que la pieza entera será de 37.9cm*6= 227,4cm.

El ancho de esta pieza es de un shaku, o sea 37.9 cm, aunque esta medida puede variar desde los  2/3 a un shaku (de 25 cm hasta los 36 cm) según el gusto y la edad del que lo lleve.

Print

La particularidad de este Fundoshi es la de tener una única pieza, la forma de ceñirlo la podemos encontrar en el siguiente vídeo:

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=8o8_JBY47Ww

La colocación del fundoshi rokushaku es más simple de lo que parece.

1.- Se deja caer la tela desde una altura más o menos de la boca de la persona, para mantenerla podemos ayudarnos de la barbilla.

2.- Pasamos la tira por la entrepierna hacia la parte posterior del cuerpo.

3.- Anclada en el entrepierna y sin soltarla de la barbilla la hacemos  girar otra vez hacia delante por el nivel de la cintura volteándola  por el lado de la cadera izquierda.

4.- Pasamos la pieza por encima de la cola que aún mantenemos con la barbilla en el delantero y luego la hacemos girar siempre hacia el mismo sentido hasta la mitad de espalda.

5.- Pasamos la tira por debajo  del trozo que sube desde la entrepierna y va hacia la cadera y tiramos hacia la misma cadera por dónde hemos llegado, al tirar ajustaremos la cintura, haremos que la tira central se esconda entre las nalgas y sujetaremos enroscando el último trozo de la cola en la tira de la cinturilla.

6.- Dejaremos caer el paño que sujetábamos con la barbilla y lo pasaremos  hacia la mitad de espalda por la entrepierna, una vez estemos en la parte de detrás enroscaremos esta segunda cola a la tira fija que se sitúa encima de las nalgas, enroscaremos hasta la mitad espalda/ cintura y luego seguiremos por la cinturilla mitad de cintura con mitad espalda hacia el delantero en la parte de la cintura dónde aún no hemos enroscado ninguna cola. Enroscaremos en esta dirección hasta terminar la tela del Fundoshi .

Print

El tiempo estimado para ponerse un fundoshi Rokushaku es de 10 a 20 segundos.

Hacemos seguir un enlace de cómo vestir un Rakushaku fundoshi, encontrado en You tuve: 六尺褌 rokushaku fundoshi:

Otro tipo de fundoshi es el Etchū  fundoshi. Es muy  parecido al rokushaku.  Literalmente significa “que sobresale o cuelga de la mitad”. Su largo corresponde al largo de los dos brazos extendidos. Su colocación es igual que el del anterior pero sin pasar la cola que sujetamos con la barbilla. En la parte posterior descubre los glúteos y en la parte anterior descubre los muslos.

Print Print

Hay una variante más generalizada en forma de T, consiste en  una gran banda. A cada lado de esta pieza sale una banda o un cordel que se ata en la cintura. Es muy simple para vestir y también muy económico, es el más utilizado. Descubre la cadera y los muslos.

El tiempo estimado para vestir este fundoshi es de  5 segundos

 

Otro tipo de fundoshi es el Mokko fundoshi, lo podríamos definir como un rokushaku pre-atado. Reproduce la forma de éste. Se coloca como un slip y tiene sólo un par de tiras para ser anudado en uno de los lados. (el izquierdo).

Print

Si nos fijamos esta es la misma imagen que la del post anterior, la primera ilustración( Vide post “Taparrabos“.)

 

 

Bibliografía digital: Wikipedia, para el vídeo:  https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=8o8_JBY47Ww