Los cuerpos de nuestros bisabuelos

Cómo se cubrio un cuerpo. Cómo cubrir un cuerpo

Los cuerpos de nuestros bisabuelos

Flandrin, Hippolyt jeune homme nu assis

Jeune homme nu assis sur le bord de la mer, Louvre, París. 1836.
Óleo deJean Hippolyte Flandrin, nacido en Lyon el 23 de marzo de 1809 y muerto en Roma el 21 de marzo de 1864

En este post vamos a conocer cómo estaban hechos nuestros bisabuelos.

Vamos a hacer una comparación de una tabla proporcional del 1870 y una actual para ver si el hombre ha cambiado mucho. El dato parece trivial pero no lo es, de ello depende de poder utilizar o no las planchas de patronaje de los métodos del siglo XIX.

Podéis encontrar aclaraciones sobre las medidas, concepto de Drop, ratio en  nuestra página principal, entrando en el índice o bien buscando en el menú superior en las categorías de gradación, medidas. Damos el link de la página principal del índice  para facilitaros la búsqueda: “Escuela de patronaje Escalado y Moulage

La tabla  del siglo XIX procede del método de F. Ladevèze que fue ilustrado por su hijo y publicado en 1870, hace 145 años.

Método Ladevèze

Frontispicio del método de F. Ladvèze “Cours de coupe du tailleur de Paris où Art d’apprendre à couper et confectioner”

 

Las medidas que expondremos son la que hemos encontrado en el método. Estas medidas no creemos que se tomaran para la elaboración del libro por lo que las medidas son antecedentes a la publicación del libro por lo que las conclusiones que saquemos podríamos hacerlas extensibles desde el principio del S.XVIII.

La tabla incluye las medidas de niños, cadetes y adultos. Empieza con la edad de 3 años. Las medidas de  los adultos son de conformación normal. Hoy en este post nos concentraremos en las medidas de caballero.

Ladevèze, F.. Cours de coupe du tailleur de Paris, ou l'Art d'a

Las hemos cotejado con la tabla de medidas que encontraréis en la página principal de Cómo cubrir un cuerpo. de caballero, conformación normal, que evidentemente copiaremos en este post.

En su día vimos en el post “El español actual, Vitruvio y Leonardo da Vinci” que el famoso dibujo de Leonardo da Vinci “el hombre de Vitruvio” tenía las mismas proporciones que el hombre actual y en base a la altura media del español determinamos qué talla tendía si fuera español y viviera en la actualidad. El resultado fue una talla central y de conformación normal: Talla 50, Drop-5, zapato talla 44. Las proporciones Vitruvianas funcionan aún hoy en día.

Marco Vitruvio Pollione vivió entre el 80 A.C. y el 15 A.C., según nos dice Wikipedia, Leonardo da Vinci  vivió del 1452 al 1519 D.C. y si ilustró las proporciones de Vitrubio era porque aún eran válidas, incluso las completó. La primera conclusión es que el hombre no ha cambiado sus proporciones desde el siglo I A.C.

Sin más preámbulo os presentamos la tabla comparativa.

Sin título-79

Lo primero que salta a la vista es que la tabla de caballero (tallas sombreadas en color beige), vemos que la ratio de las tallas en la tabla de 1870 es de tres y actualmente hemos bajado a una talla de ratio 2.

El método de Ladevèze iba dirigido a sastres y aún no se había desarrollado el prêt à porter, con lo que las prendas eran ajustadas al cuerpo del cliente en la prueba.

A pesar de ello podemos ver la progresión de las demás medidas comparadas con las de pecho.

La tendencia en las primeras tallas de la tabla nos marcan una mayor diferencia en números negativos del Drop, por lo que podemos deducir que tenían el talle más fino, sólo a partir de la talla 50 identificamos el Drop de las dos tablas.

Un dato curioso es que la parábola del Drop alcanza su punto más elevado en la talla 44 en el caso de la tabla de 1870 y en cambio en la tabla actual vemos la misma cota en la talla 41 (14 años). El hombre probablemente hacia su cambio estructural al llegar a un perímetro de 45 mientras que actualmente lo hacemos dos tallas (actuales) antes, en la 41.

¿Qué es la parábola del Drop?

El hombre cuando nace tiene un Drop tendente a 0, cuando se desarrolla, el Drop crece en sentido negativo hasta su total desarrollo y a partir de este punto empieza otra vez el Drop a tender a 0.

Por otra parte vemos que el hombre en la tabla de medidas tiene menos cadera que el hombre actual (excepto en la talla 64 de la tabla, pero que no tendremos demasiado en cuenta por ser una talla extrema y no tener la 64 de conformación normal, aunque si alargamos la ratio de la tabla actual nos daría 65: dos tallas superiores, último quiebre en talla 54, ratio después de quiebre 2, por lo que 2*2=4, y 4+61= 65).

El valor del montante del pantalón en las tallas pequeñas y centrales es muy similar, varían de 0.5, a partir de la talla 54 se dispara la diferencia. A primera vista parece que el hombre ha crecido de montante en los últimos 150 años, pero hay una explicación lógica.

En la toma de medidas, según el pantalón que se cortara, la medida de entrepiernas se tomaba justa o con cierta holgura. La medida justa sirve para los pantalones muy ajustados, la medida un tanto holgurada para los patrones de pantalones más anchos. Los pantalones totalmente ajustados, tendencialmente eran llevados por las personas de tallaje central o pequeño.

El largo de pierna,  el contorno de cuello o el pecho de la mujer sabemos que no son medidas estructurales de las que tengamos que tomar consideración ya que cada persona puede tener contornos y largos en estas medidas completamente diferentes sin alejarse de su conformación. Es más, si vemos en la tabla de medidas que utilizamos hemos dejado el valor de entrepierna fijo deduciendo el largo de pierna sumando el montante del pantalón al valor de entrepierna.

Esta tabla de 1870 la podemos dar por válidaa pero debemos afrontarlas con un cierto respeto.

La conclusión de esta comparación está casi acabada, sólo nos parece importante hacer una última reflexión: ¿es el pecho o la cadera la medida principal del hombre?

Si volvemos a mirar la tabla y corremos una talla hacia abajo la tabla de 1870 , o corremos para arriba de una talla la tabla actual, vemos que la cadera del hombre de 1870, así como la parábola del Drop se asemejan mucho más a la nuestra.  Tradicionalmente en corte masculino se ha tomado siempre la talla de pecho como la principal, y no vamos a cambiarlo, pero la medida más atendible para hacer este tipo de comparaciones es la medida de contorno de cadera.

La explicación es más que lógica: la medida de Pecho se toma encima de las costillas, mientras que la medida de la cadera se toma encima de la pelvis. Según di hacemos o no deporte, la forma en que respiremos , calidad de vida podemos ensanchar la caja torácica: una persona que empiece a hacer deporte  empieza a desarrollar su caja torácica y por ello el contorno de pecho mientras que no desarrolla el contorno de cadera si no cambia de conformación,  la medida tomada sobre la pelvis es más exacta.

Por la constitución de la mujer y por la acumulación de grasa en las caderas, las famosas cartucheras que tanto beneficio dan a la industria cosmética,  el contorno de caderas pasa a ser una medida relativa y no aplicable al sexo femenino para este tipo de comparaciones. A parte hay el problema de los corsés: muchos métodos de corte contemporáneos al que estamos analizando, tomaban las medidas de la mujer encima del corsé. Pero a este tema ya dedicaremos otro post.

La conclusión final,  pues,  es que el hombre de 1870 tenía la caja torácica más desarrolla da que la actual de una talla. Si descontamos una talla de pecho a la tabla de medidas de 1870 podemos prácticamente intercambiarlas.

Ladevèze, F.

Monsieur F. Ladevèze. Tailleur et professeur de coupe.

 

La razón de haber escrito este post es muy simple: las prendas que utilizaban nuestros bisabuelos tenían en cuenta toda una serie de medidas secundarias. Hoy en día estas medidas han caído en desuso, como pueden ser el contorno de muslo, rodilla, jarrete, gemelo, bíceps antebrazo, así como todas las medidas de control para las conformaciones de espalda cargada, postura invertida, etc..

Viendo que las tablas se corresponden, siempre con la precaución que conlleva transpolar medidas de una tabla a otra, podemos enriquecer nuestra tabla con toda una serie de medidas secundarias.

Y dado que la moda es un poco como la cocina, en que todo se reserva y nada se tira,  toda la información de nuestros antepasados es útil para analizarla, recrearla o simplemente para inspirarse en variaciones nuevas que  creamos interesantes para el hombre y mujer actual.

Las bragas medievales

Cómo se cubrio un cuerpo. Cómo cubrir un cuerpo

Las bragas medievales

Las bragas medievales

Braga medieval. Imagen sacada de: http://www.flickr.com/photos/blackmagd/3226426582/

Antecedentes de las bragas medievales:

Las Bragas, Braies, Breecches,  Braccae en latín, es una prenda unisex que fue usada tanto por las mujeres como por los hombres, tenían forma de pantalón y  fue llevado por casi todas las naciones de la cuenca mediterránea hacia el 600 A.C. (incluso llegaron a vestirse en la Inda). En particular fueron muy utilizadas por los Galos y esta prenda siguió usándose durante la Edad Media hasta mitad del siglo XV. A partir de la mitad del siglo XIII aparecieron las bragas cortas que sustituyeron a las bragas largas.

En la Edad Media se realizaron las Braies con otros materiales, como el lino o el algodón.

Las Braccae se sujetan por un cordón de cuero en la cintura  y su largo varía desde las rodillas hasta los tobillos según que tribus las vestían. Más hacia el norte las braccae eran más largas y de lana cruda a consecuencia del frío. A diferencia de los feminalia, los braccae son prendas sueltas.

Los sármatas también utilizaron esta prenda, en la columna de Trajano monumento de Roma aparecen un grupo de sármatas llevando braccaes. En Europa central su uso se generalizó gracias a los celtas. Llegaron a Roma después de la conquista de la Galia dónde eran usadas por todas las clases sociales.

Los etruscos y los romanos adoptaron esta prenda de los galos. En la Antigua Roma, tanto los hombres como las mujeres, usaban ropajes hermosos como la toga o la estola y una túnica larga que les llegaba casi hasta los pies.

En la antigua Roma no estaba bien visto las vestimentas que cubrían las piernas: era una usanza de los bárbaros que vivían más allá de las fronteras o una forma de protección para las piernas de los más pobres.

Las braccae nunca llegaron a ser de uso común en Roma, la capital del Imperio, incluso algunos emperadores prohibieron su uso en la capital. Era tan extraña esta prenda para los primeros romanos que los escultores y pintores para identificar a los extranjeros los presentaban en sus obras con estas prendas.

Cuando los ejércitos romanos empezaron a aventurarse hacia el norte (27 A.C. hasta el 476 D.C) empezaron a comprender la utilidad de cubrir las piernas para combatir el frío. Con el tiempo, se convirtió en una prenda popular entre los legionarios y sobretodo en la caballería: montar a caballo con los braccae era mucho más cómodo y cálido en las regiones frías que hacerlo con una falda.

Los griegos fueron siempre reticentes a su uso.

Los bárbaros usaban dos tipos de pantalones,  a unos les llamaron Braccae y  los otros Feminalia.  Los romanos adoptaron los braccae.

Los Feminalia eran Braccae que ajustaban las perneras. Era una prenda masculina, el nombre fue dado por el ejército romano para referirse a esa prenda bárbara, que al ajustar las perneras hacía que los enemigos pareciesen mujeres.

Etimología de Bragas:

Etimológicamente, Breecches, parece derivar de la raíz indoeuropea “Bhrg-“, que significa “romper”, que aquí se utiliza con el sentido de “dividir”, “separar”. La secuencia consonántica  “brk” implica un origen germánico (que cambia regularmente el sonido g por k) en lugar de pertenecer a las lenguas indoeuropeas.

Por lo tanto las bragas era la prenda que “separaba las piernas”

Uso de las bragas medievales.

La lencería o ropa interior era considerada como otra clase de vestidos que no eran realizados por los sastres. Lo que diferenciaba las clases sociales  era la calidad del tejido y la limpieza de las prendas de la ropa interior. Las prendas tintadas, así como las prendas realizadas por los sastres no se podían lavar, por lo que la ropa interior era una barrera de protección no sólo de los vestidos respecto al cuerpo sino que también del cuerpo respecto a los vestidos.

Las bragas medievales se realizaron generalmente en lino, olvidando el material que usaron en otros tiempos los bárbaros, la lana.

A diferencia de ésta, el lino se lava sin que se encoja la prenda. El lino incluso mejora con los lavados ya que se vuelve más suave. La superficie del lino es lisa, por lo tanto, más cómoda y de gran absorbencia, por lo que la hace ideal para la función de este tipo de prendas.

Las bragas medievales fueron una prenda de lencería masculina. Aunque fueran lencería no necesariamente quedaban ocultas. Los trabajadores muchas veces sólo llevaban las bragas cuando hacía calor o las bragas y una túnica corta. Y no sólo los trabajadores, todos los hombres que vestían una cota corta o una cota con una apertura en el delantero cuando estaban sentados dejaban ver sus bragas.

 Tipos de bragas medievales.

Las bragas medievales evolucionaron desde su forma larga a su forma más corta y en un segundo período se ajustaron más al cuerpo.

Mostramos a continuación una ilustración de una braga medieval larga:

Braga medieval larga

Braga medieval larga

La braga corta empezó a aparecer hacia 1350

braga medieval corta

Braga medieval corta

La versión más ajustada la encontramos a partir del 1400.

Braga medieval corta ajustada

Braga medieval corta ajustada

Cronológicamente podemos decir que la braga medieval larga la encontramos a partir del siglo IX, aunque como ya hemos visto, con alguna variación provenía de los bárbaros y la podemos datar del siglo VI.

La braga corta podemos situarla en el siglo XIV y en el siglo XV la braga corta ajustada.

Consideración del tipo de prenda de las bragas medievales largas:

Patrón histórico de la braga medieval larga:

El ancho de la tela era de 50 hasta 90 cm, el lino generalmente de tejía a 90 cm de ancho. Las prendas no se cortaban a medida sobre todo las de lencería, se aprovechaba todo el ancho de la tela.

Para realizar unas bragas también se utilizaba todo el ancho de la tela, por lo que el montante era de 45 cm.

Este dato es interesante si queremos realizar una prenda para teatro o cine y queremos hacer un trabajo justo.

Actualmente encontramos telas más anchas por lo que al realizarlas podemos hacer que tengan una medida más larga de montante.

Patrón proporcional de la braga medieval larga, corta y corta entallada

El post del patrón proporcional de la bragas medievales lo encontrareis en breve en la página principal de “Cómo Cubrir Un Cuerpo” o clicando el siguiente enlace: “Patrón proporcional de las bragas medievales”.

 

Sarouel, sarouel, sarruel, saroual, seroual o sirwal

Història

El  sarouel, سروال, sarruel, saroual, seroual o sirwal es una prenda de origen incierto tanto geográficamente como cronológicamente.

Os presentamos un par de formas de patronarla.

Hemos dudado si presentarlo aquí, en la página de historia de la moda : “Cómo se cubrió un cuerpo”,  o en la página principal: “Cómo se cubrir un cuerpo.”

En Cómo cubrir un cuerpo podéis ver el post de la Base del pantalón sarruel o sarouel (Cómo cubrir un cuerpo> Patronaje y escalado > patronaje > patrones base > patron del pantalón > Patronaje del pantalón > Base del pantalón sarruel) en el que dimos una serie de nociones de historia a las que en esta sede nos remitimos.

No debemos confundir el sarouel  con la prenda híbrida  llamada pantalón-sarouel o pantalón-sarruel.

Al final nos hemos decidido publicarla aquí el patrón del sarouel por ser una prenda histórica. No se sabe dónde nació pero se extendió por Asia, los actuales países árabes y parte de África.

Tenemos constancia de que este tipo de prenda ya se llevaba antes de la era Cristiana, hemos decidido ubicarla por ahora en el siglo I A.C. hasta disponer de más datos cronológicos. Si alguno de vosotros puede ayudar, os lo agradeceríamos.

Por otra parte presentamos hace pocos post el Pantalón-sarruel de ocho cinturones (Cómo patronar un cuerpo > Pantalón > Pantalón-sarruel de ocho cinturones Mod.P2013-001-20131025), que bebe del base del pantalón-sarruel de la página principal Cómo cubrir un cuerpo.

La que hoy presentamos es el patrón de la prenda original, en el que nos inspiramos para desarrollar aquella plancha de corte base y la otra de patronaje.

Daremos dos modelos que tendrán dos trazados de corte similares pero diferentes.

Empezaremos con el más simple: el de patrón cuadrado.

Ambos trazados serán tanto de hombre, como de mujer o de niño con las mismas proporciones.

Necesitaremos las siguientes medidas: Cintura, Cadera, Largo pierna y Contorno tobillo.

Trazado de corte del Sarouel o Sarruel de patrón cuadrado.

El trazado se limita a dibujar un cuadrado. El problema será calcular las proporciones de éste.

Cortaremos el patrón a lomo, pero el lomo será el pleno bies y representará la línea de entrepierna: será la hipotenusa del cuadrado.

Del vértice de los dos catetos  (que formarán un ángulo de 90 grados) trazaremos con un arco un cuarto de circunferencia cuyo perímetro que sea igual a la medida del doble del contorno de cintura (C*4). Dos ángulos de 90 suman 180 grados, media circunferencia.

Desde el final de la circunferencia contaremos el largo de pierna o el largo total de la prenda y a partir de este punto calcularemos el radio de otro arco que deberá medir cuatro veces el contorno de tobillo (el ángulo será de 45 grados que es un cuarto de 180grados que es la mitad de una circunferencia)

La teoría parece mucho más complicada de lo que es.

Vayamos paso por paso:

Para los dos sarrueles de este post utilizaremos las medidas de  caballero T50/Drop-5/180: cintura 45, largo pierna (24.75<montante>+78<entrepierna>) 102.75 cm, medidas que podéis encontrar en el post de la página principal de Cómo cubrir un cuerpo “Tabla de medidas caballero: síntesis de largos y conformaciones”

El ancho del bajo lo fijaremos a 40 cm.

Calcularemos los radios cuyos perímetros sean  45 cm y 40 cm respectivamente. Dividiremos las dos medidas anteriores por el número π  y obtendremos 14.32 y 12.73 y  multiplicaremos los radios obtenidos por 2 : 28.64 y 25.46 respectivamente

Trazaremos un par de líneas perpendiculares, y anotaremos en cada una de ellas a partir de su intersección el valor del radio de cintura,  a partir de esta intersección, alejándonos del punto común, anotaremos el valor de la pierna, a partir de este último trazaremos una circunferencia con el valor del segundo radio.

Juntaremos los dos centros de las dos últimas circunferencias, que será la hipotenusa del ángulo recto, esta línea será la línea de entrepierna y a su vez el doble del patrón.  El patrón del sarouel ya está acabado.131028.sarouelA4 131028.sarouelA4 131028.sarouelA4 131028.sarouelA4

Trazado de corte del Sarouel o Sarruel de patrón rectangular.

Utilizaremos las mismas medidas del trazado anterior.

Calcularemos C/4.41 o sea en nuestro caso 45/4,41= 10.20

Para el bajo daremos 4 veces este valor: 40.80 cm

Trazaremos cuadrado de la medida del largo pierna. En nuestro caso 102.75cm.

A cada uno de los lados del cuadrado daremos el doble del valor de la proporción de cintura y repetiremos la misma operación a partir de las líneas encontradas.

Alargaremos la base y la altura del cuadrado.

Nuestro trazado tendrá el siguiente aspecto:

131028.sarouelA4

Trazaremos dos diagonales tomando como rectángulo el formado por la base , la altura y las segundas líneas rectas que encontramos en los lados, una diagonal representará la mitad del cuerpo, la otra la línea de entrepierna.

Hemos puesto los nombres y ubicaciones del patrón a fin de no perdernos en los próximos pasos.

131028.sarouelA4

Bajaremos de C/4.41 el nivel de la cintura delante y lo subiremos de la cintura detrás. Trazaremos las cinturillas como indica la ilustración.

131028.sarouelA4

Hemos dejado un cuarto del valor del bajo (C/4,41) de frunce para los puños tobilleros para darles más amplitud. Dejaremos el puño a 40 cm como el primer patrón y el resto lo montaremos con frunces o pliegues.

Trazaremos las cinturillas de ancho 4 cm acabadas y los puños de los tobillos que hemos fijado en 20×4 cm acabados. 131028.sarouelA4